lunes, 18 de septiembre de 2017

Siempre fuiste tú.

   Alejandra Rodríguez | Autopublicado | 336 págs | 17.00€ | Español | Comprar aquí
Hay un espacio temporal donde todas las personas que viven en un mismo lugar se cruzan momentáneamente, pero hay otro suceso, aún más remoto, en el que la vida de una persona impacta de lleno en la vida de otra. Quizás éste último sea mi caso. Quizás por algún vaivén del destino, porque el viento esa noche sopló más o menos fuerte o hasta por el simple aleteo de una mariposa al otro lado del mundo, Iván y yo nos conocimos. Diluviaba y, sin darme cuenta, ese chico alto, rubio y con los ojos más verdes que yo hubiese visto jamás me salvó de todas las maneras en las que podía salvarse a una persona. Antes de que nuestros caminos se separasen, escribí mi número de teléfono en un trozo de papel húmedo y se lo metí en el bolsillo de la chaqueta. Ese día comenzó nuestra amistad. La más larga, bonita e inquebrantable que había experimentado jamás.
Hacía tiempo que tenía ganas de leer algo de ella, de  Alejandra Rodríguez no sé porque tenía algo en mi interior que me decía: Rocío, esta chica te va a gustar escribiendo. Y la verdad es que mi interior tenía toda la razón del mundo. Me ha encantado poder leer este libro de la autora y sin duda, leeré todos los que tiene publicados ya que puedo decir sin miedo a equivocarme que es uno de los mejores que he leído durante este año.

'Y el mundo se paró para que yo me bajase aquí. Y me bajaba. Me bajaba de sus ojos y de los míos. Me bajaba de la peonza a la que me había subido con él y que había dado tantas vueltas para acabar aquí, en este lugar, a su lado Me bajaba de la escalera que me llevaba al cielo porque el cielo ya lo tenía en la Tierra'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela. Me ha encantado. En ella, gobierna sentimientos tales como el amor y la amistad entre dos personas que se quieren desde hace mucho tiempo. Está narrada desde el punto de vista de Alicia, nuestra protagonista , en primera persona. He echado de menos el no poder encontrar la perspectiva de otros personajes del libro. Me hubiese gustado que el narrador del capítulo se hubiese ido alternando pero la verdad es que tampoco me ha supuesto un gran problema.  La novela está ambientada en las Islas Canarias y a decir verdad es que la autora describe a la perfección todas y cada una de dichas islas. La novela en sí, es una historia simple, con muy pocos giros literarios pero, como digo muchas veces, no hace falta que la novela esté completa de acción para ser perfecta ya que Alejandra me ha cautivado con su sencillez.

Prosigo la reseña hablando de los personajes puesto que he conectado con todos y cada uno de ellos. Algunos me han caído mejor, otros me han caído peor pero son maravillosos. La autora consigue hacer unos personajes totalmente redondos con unas decisiones características y una forma de ser que los define. Además, físicamente, están escritos de principio a fin por lo que no es muy difícil poder imaginarlos a todos e incluso ponerles cara. Para mí, todos los personajes están porque deben hacerlo. Ni me han faltado ni me han sobrado en absoluto y la verdad es que me ha encantado poder conocerlos y siendo sincera, me ha dado pena terminar la novela.
En lo referente a la estructura de la novela, es algo que me ha fascinado. El libro consta de 336 páginas y 56 capítulos por lo que aproximadamente, cada capítulo cuenta con tan solo unas seis páginas. Algunos eran más extensos que otros pero no se me han hecho tediosos en ningún momento. De hecho han sido tan cortitos que he leído demasiados en poco tiempo. Cuando me he querido dar cuenta, tenía medio libro leído y a decir verdad, ahora mismo me está constando mucho encontrar una novela con unos capítulos medianamente concisos pues es lo que siempre me suele gustar. Al principio, si que es cierto que me dió un poco de reparo los 56 capítulos pero descubrí que no hacía falta mucho tiempo para leerlos todos.

'[...] Porque sabías que algo no iba bien y desde que descubriste que algo no cuadraba te has ido preparando sin saberlo hasta ahora, o puede que solo sea porque estabas con él por costumbre y no porque estuvieras enamorada. Quizás lo estuviste en algún momento, pero se esfumó sin darte cuenta'.

La pluma de la autora es algo que me gustaría destacar de una manera increíble. No me esperaba para nada, en absoluto que esta autora escribiese así. Siendo sincera no me esperaba algo mal escrito pero.. ¿Algo tan  sorprendente? Alejandra utiliza un lenguaje muy familiar y muy coloquial. Directamente parece que te está contando la historia una vecina pero no, para nada roza lo vulgar. Todo está en un nivel casi mágico gramaticalmente hablando. Utiliza expresiones tales como <<ocho cuartos>> o << más grande que el Teide>> más muchísimas más que no he podido ni contar con una mano.  Esto, además de facilitar la lectura, hace que, como he dicho anteriormente, sea una novela más familiar y coloquial y no se muestre desde la lejanía. Asimismo, el libro cuenta con alguna que otra escena sexual que ha sido tratada con la más perfecta sutileza. De verdad, me he quedado maravillada con la forma de escribir estas escenas ya que en ningún momento refleja más de lo normal y sorprendentemente, no he tenido que saltármelas. Igualmente, me gustaría destacar las numerosas frases y expresiones tan bonitas y bien construidas que hace la autora. No están metidas con calzador ni tampoco son excesivamente dificultosas para no poder seguir la lectura.

En conclusión, ha sido un libro cargado de emoción, de personajes y de valores que te hacen sin duda, pasar un muy buen rato. Hacía tiempo que no me lo pasaba bien con un libro, hacía tiempo que no trasnochaba hasta las tres de las mañana para poder leer. Hacía tiempo que no me despertaba con ganas y ansia de leer.  Alejandra, con su sencillez y su delicadeza me ha recordado porqué le tengo este amor a los libros.




martes, 12 de septiembre de 2017

Una vida en tu buzón.

   Alba C. Serrano | Autopublicado | 171 págs | 10.01€ | Español | Comprar aquí
Nuria se siente feliz, acaba de conocer al amor de su vida, perfecto, guapo, enamorado hasta los tuétanos de ella y que besa el suelo por donde pisa. ¿Qué más se puede pedir? Atraviesa el mejor de los momentos y piensa que es la mujer más afortunada del mundo. Sí, repito, es feliz. El tiempo va pasando, hacen planes para irse a vivir juntos y casarse, pero de la noche a la mañana todo se derrumba. Héctor desaparece sin avisar y sin dejar ningún rastro. Ella continúa con su vida de la mejor manera que puede, sin embargo, no deja de conservar el recuerdo del hombre que puso su existencia patas arriba, para después causarle un inmenso dolor al truncar todos sus sueños. Con el paso de los años, su vida dará un giro, cuando tenía casi superado su pasado, algo hace que todo se desbarate por completo. ¿Qué le habrá pasado a Nuria?
Muchas gracias a la autora, Alba C. Serrano, por el ejemplar. 
Cuando leí la primera página de este libro, lo hice con mucha ilusión y sobre todo, emoción ya que Alba C. Serrano, lejos de ser para mí una autora más, es una confidente por lo cual, tenía muchas ganas de conocerla en el ámbito literario ya que no había leído nada de ella, a excepción de un relato, Dejaste de ser mi héroe, el cual me dejó con muchas ganas de leer algo de ella. Si que tengo que apostillar algo que realmente me ocurrió y que no me gustaría que a ningún lector le pasase. Su primera novela, Pídemelo, preciosa aún no la había leído y vi algunas opiniones que me frenaron y es por eso por lo que he tardado un poco más en conocer a la autora pero, todos tenemos que saber que al igual que toda persona en cualquier trabajo, los autores evolucionan y mejoran y no me arrepiento en absoluto de haberle dado una oportunidad. De lo único que me arrepiento, es de no haberla conocido antes.

'De ahora en adelante solo tengo un sueño. Ser feliz lo que me quede de vida con ella a mi lado. Amanecer cada mañana con el sonido de su respiración y dormir cada noche en el cobijo de sus brazos'.

En cuanto a lo que la trama se refiere, me ha recordado mucho a su relato, ya que a fin de cuentas, el esquema es prácticamente el mismo con algunos cambios. No me ha sabido mal ya que con la historia de su relato me quedé con ganas de más y, a pesar de que este libro sea totalmente independiente y diferente, tiene unos matices que me han hecho recordar a los personajes de su otra obra. La historia está dividida tal y como si fuera el diario de Nuria hay numerosos saltos en el tiempo que no son una gran dificultad dado a que los títulos de los capítulos indican la fecha en la que estamos situados. Además, el libro cuenta con un ápice de misterio puesto que como bien dice la sinopsis, Héctor desaparece y por supuesto, yo tenía muchísimas ganas de conocer sus motivos y razones. Anquea admito, que yo, como reina de los giros literarios que soy, me he quedado con ganas de que hubiese más incluso de los que ya hay, que a fin de cuentas, no son pocos.

Comienzo hablando sobre los personajes con los que he tenido grandes enfrentamientos emocionales ya que no he conseguido congeniar con ellos, lo que no significa que no haya conectado, ya que me han gustado, los he comprendido, he empatizado con ellos y me he sentido partícipe del libro en todo momento. Sin embargo, como pasa en la vida real, con Nuria y Héctor, nuestros protagonistas, he tenido muchos vaivenes porque no me han caído bien del todo. A pesar de ello, Alba escribe sobre unos personajes perfectamente desarrollados, redondos y trabajados puesto que puedes llegar a conocerlos en su totalidad y definirlos a todos y cada uno de ellos.


En cuanto a la estructura de la novela, encontramos 32 divisiones a lo largo de 171 páginas por lo que son capítulos bastante cortitos que facilitan la lectura. El vocabulario es muy coloquial, lo que hace que te sumerjas, si cabe la posibilidad, aún más pronto en la novela, ya que los personajes se comportan y hablan, por lo menos en mi caso, como si fuesen mis amigos. Cabe apostillar que se puede hablar de un manera totalmente cotidiana sin resultar un libro escrito a la ligera. Como ya mencioné en otra reseña, en muchas ocasiones el autor se empeña en hablar con un vocabulario más familiar pero, sin embargo, lo que consigue es estrictamente lo contrario y parece estar leyendo tu propio diario antes que una novela. Alba consigue hablar de una manera directa, coloquial y sencilla sin resultar nada inadecuado o incorrecto. 

'Según él, somos un equipo. Él pone la paciencia de encajar las piezas y yo la impaciencia de que lo monte rápido. Creo que lo que le pasa es que no quiere pasar horas encajando piezas.'.

La pluma de la autora me ha sorprendido para bien, la forma que tiene de narrar todo lo relacionado con las relaciones sexuales puesto que como bien sabéis, y estoy cansada de decirlo, lo erótico no es mi género favorito, ni mucho menos ya que en numerosas ocasiones es repetitivo y cliché. Alba relata todas las relaciones de una forma concisa y directa y de una manera sencilla. No podría definirlo como algo muy sutil pero tampoco como algo extremadamente vulgar. El vocabulario es muy coloquial, lo que hace que te sumerjas, si cabe la posibilidad, aún más pronto en la novela, ya que los personajes se comportan y hablan, por lo menos en mi caso, como si fuesen mis amigos. Cabe apostillar que se puede hablar de un manera totalmente cotidiana sin resultar un libro escrito a la ligera. Como ya mencioné en otra reseña, en muchas ocasiones el autor se empeña en hablar con un vocabulario más familiar pero, sin embargo, lo que consigue es estrictamente lo contrario y parece estar leyendo tu propio diario antes que una novela. Alba consigue hablar de una manera directa, coloquial y sencilla sin resultar nada inadecuado o incorrecto. 

En conclusión , Una vida en tu buzón, es un libro con el que he reído y con el que me enfadado en muchas ocasiones. A pesar de ser un libro corto está lleno de emociones y sobretodo, compuesto por una trama completamente hilada, trabajada y atada por todos sitios. Una novela que, sin lugar va a sorprenderte y enamorarte en todos los sentidos. Como amiga, la animo, la animo a seguir leyendo, a seguir escribiendo y sobre todo a seguir creado y construyendo estas historias que a todos nos gustan. 



ROCIO GARCIA © BLOG LITERARIO DESDE 2016 | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | DISEÑO: ROCIO GARCIA ©
-