jueves, 10 de mayo de 2018

Destinados a encontrarnos.

   Raquel Díaz | Autopublicado | 256 págs | 13.00€ | Español | Comprar aquí
Hay veces en la vida, que crees que ya no hay forma de recuperar lo perdido, y asusta; sobre todo, cuando te das cuenta de que te has perdido a ti mismo. Desde que Claudia se fue, Cristian no ha vuelto a ser el que era. De repente, su corazón se ha convertido en hielo, ha dejado de sentir: ahora sabe que no todo es posible. No quiere enamorarse —de hecho, no cree que pueda volver a hacerlo en la vida—, hasta que Catalina aparece y, sin quererlo, permite que lo haga para quedarse. Pero antes de empezar una nueva historia, debe cerrar otras, terminar los capítulos que quedan pendientes y zanjar todo aquello que le haga permanecer anclado en el pasado. Si leíste Bienvenidos a mi caos, te enamoraste de Cristian y sentiste que merecía más, sin duda, esta es tu novela.

Hace bastante tiempo, conocí la primera novela de  Raquel Díaz su portada me encantó y me pareció llamativa, sin embargo, por muchos motivos, no pude hacerme con él. No hace mucho, me dí cuenta de que tenía el precio justo en amazon. Mis treces euros estaban esperando ansiosos ser gastados en algo y yo sentí que era una señal. Debía comprar el libro de Raquel y leerla de una vez por todas. Las buenas críticas y la insistencia de Alejandra Rodríguez no paraban y yo pensé en ese mismo instante que debía darle la oportunidad que se merecía.

'[...] cuando menos lo esperas, de repente aparece alguien que te hace vibrar de nuevo, alguien a quien tú no quieres dejar entrar en tu vida, ni quieres prometerle amor eterno, pero entra y se queda para siempre porque forma parte de tu destino'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela, la cual me ha recordado mucho a Elísabet Benavent, pero con la esencia y el estilo de Raquel. La verdad es que es una historia con bastantes altibajos y además, cuenta con muchos giros argumentales. La historia está contada bajo la voz de Cristian y el narrador es, como a mí me gusta, en primera persona. A su vez, cuenta con narradores externos, quiero decir, la autora ha introducido escenas dónde el narrador no es Cristian y que nos ayuda a saber y conocer las circunstancias de los otros personajes. Como he dicho en mi instagram, he decidido comenzar el libro esta mañana en el metro mientras iba de camino a la facultad y ahora, a las cuatro de la tarde ya lo he terminado, por lo que puedo decir que engancha muchísimo y que a pesar de no contar con una trama misteriosa, te gusta saber qué es lo que va a pasar. Todo ha ido a su medido tiempo y la verdad es que no he notado ningún tipo de relleno ni por supuesto, rapidez a la hora de relatar la novela. Raquel se mantiene en su línea desde el principio, hasta el final, cosa que es más que admirable.

Prosigo la reseña hablando de los personajes y he de decir que he conectado con todos. Al principio, tengo que admitir que los amigos del protagonista no me gustaron nada, pero no porque no estuviesen bien construidos ni mucho menos, sino porque me caían mal, así, directamente, sin anestesia. También, he de confesar que a veces mi enfado con Cristian ha sido monumental. A medida que he ido avanzando, les he ido cogiendo cariño y todos han ido cambiando en función de las escenas. Considero que son redondos y se pueden conocer en su totalidad, tanto física como psicológicamente. Todos tienes unas acciones y decisiones que lo caracterizan y tú, como lector, eres capaz de saber cómo van a reaccionar ante lo que se da en la novela. 

En lo referente a la estructura del libro, es algo que me ha gustado muchísimo. Cuenta con cuarenta y dos capítulos a lo largo de sus páginas, por lo que podemos decir con seguridad que son capítulos bastante cortos, algunos no llegan a las seis páginas. Todo está bien estructurado, y la verdad es que no se me ha hecho un final precipitado, como he dicho anteriormente, la estructura está muy bien elegida. En cuanto a la maquetación en papel está bastante bien y cuidada y cuenta con unos separadores que enamoran. Los principios de capítulos tienen la misma letra de la portada y la verdad, que es un detalle que muestra el cuidado que ha tenido Raquel con su bebé.

'El amor. Sólo eso es capaz de dártelo todo o arrebatártelo del mismo modo. Sólo el amor puede hacer vibrar un corazón que anteriormente estaba dormido a la vez que tiene el poder de destruirte por completo y convertirte en alguien que no eres, y es que a veces la única manera de sobrevivir es convirtiéndote en piedra, porque cuando alguien o algo consigue romperte por completo… Es muy difícil recomponerse'.

La pluma de la autora es algo que me ha gustado muchísimo. No puedo evitar acordarme de Alejandra Rodríguez mientras escribo esta parte de la novela, puesto que tienen una manera muy parecida a la par que diferente. Cada una tiene su estilo, sí, pero una me recuerda a la otra. Su manera de expresarse es muy coloquial, formal, sin utilizar expresiones muy revesadas que sobrepasan lo real, que marean o que evaden de la lectura. En muchas ocasiones, los autores intentan hacer unas frases tan trabajadas que ni te enteras de lo que estás leyendo, en mi opinión, por supuesto. Esto no ocurre con Raquel puesto que gracias a su pluma, el libro y sus personajes se hacen muy amenos, demasiado, diría yo. El vocabulario es exactamente igual que la manera en la que tiene de relatar las cosas, muy cercano al lector. Utiliza unas expresiones que cualquiera dice en su día a día. Como muchos sabéis, odio la erótica y cualquier escena sexual relatada en cualquier libro y siempre,termino saltándomela, a salvo de algunas excepciones. En ellas, incluyo a Raquel, puesto que a pesar de que no me han gustado, no porque no estén bien relatadas, sino por mis gustos, las he leído sin pasar a la página siguiente y con especial atención.

En conclusión, ha sido el principio de una bilogía maravilloso. Estoy totalmente segura de que continuaré con el siguiente libro en cuanto pueda hacerme con él, porque la verdad es que me he quedado con muchas ganas de saber qué ocurre con Cristian y Catalina, con todo lo que les rodea. Un libro cargado de emoción, amistad y sentimientos muy bien llevados, sin perder el ritmo desde la primera página que harán que no te despegues de sus hojas ni tan siquiera un minuto.



viernes, 27 de abril de 2018

La chica invisible.

   Blue Jeans | Editorial Planeta | 535 págs | 18.90€ | Español | Comprar aquí
Aurora Ríos es invisible para casi todos. Los acontecimientos del pasado han hecho que se aísle del mundo y que apenas se relacione. A sus diecisiete años, no tiene amigos y está harta de que los habitantes de aquel pueblo hablen a su espalda. Una noche de mayo, su madre no la encuentra en casa cuando regresa del trabajo. No es lo habitual. Aurora aparece muerta a la mañana siguiente en el vestuario de su instituto, el Rubén Darío. Tiene un golpe en la cabeza y han dejado una brújula junto a su cuerpo. ¿Quién es el responsable de aquel terrible suceso? Julia Plaza, compañera de clase de la chica invisible, está obsesionada con encontrar la respuesta. Su gran inteligencia y su memoria prodigiosa le sirven para realizar el cubo de Rubik en cincuenta segundos o ser invencible jugando al ajedrez. Pero ¿podrá ayudar a sus padres en la resolución de aquel enigma? Su madre, Aitana, es la forense del caso y su padre, Miguel Ángel, el sargento de la Policía Judicial de la Guardia Civil encargado de la investigación. Julia, junto a su inseparable amigo Emilio, un chico muy particular con una mirada inquietante, tratará de hacer todo lo que esté en su mano para que el asesinato de Aurora Ríos no quede impune.
Muchas gracias a Planeta por el ejemplar.
Mis ganas de volver a leer a Blue Jeans eran increíbles, más que eso. Siempre me sorprende con lo que escribe, aunque sea una receta de cocina. Él siempre sabe cómo mantener la intriga, la expectación desde la página cero, hasta la final. De hecho, entre exámenes y otros proyectos, no he tenido tiempo de leer e incluso, había perdido un poco las ganas, pero, como siempre, este autor hace que devore su trabajo en menos de veinticuatro horas.

'[...] le da un beso en los labios. Ni siquiera cierra los ojos. No es el beso perfecto del final de la película. Es un sencillo y escueto beso que, en cambio, ha supuesto los segundos más maravillosos de su vida'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela. He de decir que cuando vi que publicaba un nuevo libro dije: no pienso leerlo si no sale de su zona de confort. Sinceramente, pensé que volvería a escribir sobre lo que siempre hace, adolescentes, universidad y tríos y líos amorosos, cual fue mi sorpresa cuando me mandan la sinopsis de la nueva novela y me encuentro con este pedazo de thriller. Ni que decir tiene que me alegré muchísimo de que saliese de su zona, pues así se le puede conocer en más ámbitos y no terminas cansada. Desde hace mucho, pensé que Blue Jeans sería un gran escritor de este género puesto que incluso en novelas juveniles te causaba intriga y ganas de conocer más. Ni que decir tiene que empecé el libro el miércoles por la noche y el jueves a las siete ya lo tenía terminado. La trama me ha parecido fantástica, original y muy completa pues no solo se centra en el caso policíaco sino que como siempre, entrelaza con historias de otra índole. A su vez, como siempre hace en todos sus libros, además de relatar en tercera persona, son muchas las perspectivas que conoces. 

Prosigo la reseña hablando de los personajes puesto que he conectado con todos. Si es cierto que he sentido amor-odio por más de uno, pero sinceramente todos han sido de mi agrado. Pienso que están totalmente trabajados y que se les conoce de una manera poco superficial. Es por eso por lo que afirmo que son redondos, ya que se conocen tanto física como psíquicamente a todos y cada uno de ellos. Como siempre, y en todas las novelas de Blue, el número de personajes es bastante grande, pero en ningún momento los confundes puesto que sus decisiones y palabras son muy características. En cuanto a los personajes secundarios, van apareciendo a medida que va avanzando la novela, pero siempre se va aclarando si es profesor, alumno, padre o madre de los principales.

En lo referente a la estructura de la novela, es algo que como siempre me deja maravillada. Blue siempre hace lo mismo, muchos capítulos de corta extensión, además, al intercalar narradores siempre te deja con la miel en los labios. Si está relatando algo de Aurora, te deja con la intriga y hasta dos o tres capítulos más adelante no te resuelve lo que dejó entre manos páginas atrás. Es algo de él que admiro, que tenga la capacidad de hacer que sus lectores lean tan rápido sus libros gracias a su estructura. A lo largo de sus 535 páginas -leídas en menos de un día, recordemos- cuenta con setenta y dos capítulos por lo que podemos decir que cada capítulo cuenta con unas siete páginas aunque la intriga es tanta, que te da igual que sean veinte.

'Le encanta cuando sonríe así. Pero no debe caer otra vez en el magnetismo de esa joven de pelo cortito y ojos brillantes'.


La pluma de la autor, como ya he dicho tanto en todas las reseñas de sus libros como en esta, es maravillosa. Podría decir sin temor a equivocarme que es uno de los autores masculinos nacionales que más me gustan y es por eso por lo que tengos todos sus libros en mis estanterías. De hecho, empecé a leer gracias a su primer libro: Canciones para Paula. Su pluma es maravillosa, te deja con el caramelo en la boca al final de cada capítulos, mezcla una gran cantidad de personajes, pero que no dan lugar a confusión. Son muchas las historias que conecta entre ellas, para crear una más apasionante que cada una por separado. Sus expresiones son muy coloquiales y modernas, por lo que leerlo es increíble, bajo mi punto de vista. Además de las expresiones,las cosas a las que hace referencia, incluyendo integrantes de Operación Triunfo o cantantes como Ed Sheeran. Lo único que quizás me ha dejado un pelín fría ha sido el final puesto que es abierto, pero he de decir que toda la trama del libro queda bien atada. Además, Francisco siempre utiliza muchos giros, lo que en un capítulo es blanco, en el siguiente es negro y con purpurina.

En conclusión, ha sido una novela increíble, llena de altibajos y de giros argumentales, propios de Blue Jeans. Una trama compuesta por una gran cantidad de personajes y subtramas que en conjunto crean algo casi perfecto. Como siempre, el autor ha conseguido que lea el libro de una sentada, sin importarme si quiera la hora de comer o las horas de la facultad. Sin duda alguna, me ha encantado ver como se ha desenvuelto en un género dónde no suele habituarse y pienso que debería escribir más a menudo este tipo de historias.