miércoles, 18 de abril de 2018

Mirror, mirror.

   Cara Delevingne | CroosBooks | 368 págs | 15.95€ | Inglés | Comprar aquí
La vida no es perfecta para Red, Leo, Rose y Naomi, pero la música los une, y el futuro de su banda Mirror, Mirror es prometedor.
Hasta que Naomi desaparece.
Tras encontrar a Naomi inconsciente en un río, la policía baraja la posibilidad del intento de suicidio. Pero sus amigos sospechan que la causa es otra. Mientras ella permanece en el hospital en coma, Red y los compañeros de Mirror, Mirror se preguntan: ¿Qué ha ocurrido? ¿Cómo no se dieron cuenta de que algo iba mal.
Mirror, Mirror es una complicada historia sobre lo que significa hacerse mayor. Un grupo de amigos de 16 años que intentan averiguar quiénes son y cómo superar el campo de minas que es el instituto.
Gracias a Boolino por el ejemplar.
Conozco a la autora, Cara Delevinge, por su carrera como actriz y modelo, pero desconocía que tuviese sus pinitos como escritora, aunque bien es cierto que hoy en día si tienes la fama, puedes hacer lo que quieras. Reconozco que cuando lo encontré por primera vez en una librería, antes de Navidad, me enamoré de él y quise que fuese mío en ese mismo momento. Así que, cuando lo ví disponible para una colaboración no me lo pensé. 

'[...] Si no te escuchan, grita hasta que lo hagan. Ese es el mensaje de este concierto. Todo el mundo merece tener una voz'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela, la cual me ha parecido muy original y me ha gustado muchísimo. La historia se concentra en cuatro amigos y toda su investigación desde que Naomi desaparece. La autora ha sabido mezclar misterio, con cotidianidad, con temas muy trascendentales. Me parece una novela que debe ser leída de manera obligatoria por todas las personas de este mundo ya que no solo te entretiene sino que te enseña. Cara quiso transmitir, según he leído en varias entrevistas, lo difícil que es sentirse adulto, pasar por esa fase en la cual nadie te entiende, en la que consideras que tu vida es una mierda y que nadie de tu familia te quiere ni esta a tu lado. Todos estos personajes sufren de una manera u otra unas malas circunstancias en su familia, pero a lo largo de toda la novela van superando cada uno de sus obstáculos, convirtiéndose en personas valientes y libres después de todo lo que van descubriendo. Cabe destacar que el enganche principal es saber todo lo que gira en torno a Naomi y está tan bien construido que me quedé hasta las cinco de la mañana para poder saber que pasaba, por lo que aseguro que engancha muchísimo y tiene unos giros argumentales que te dejan sin sentido.

Prosigo la reseña hablando de los personajes con los cuales he tenido una relación de amor odio. Por un lado los he amado y me he identificado mucho con ellos puesto que, queramos admitirlo o no, todos pasamos por unas épocas duras durante nuestra adolescencia. Por otro lado, en algunas ocasiones he visto que la actitud de chico malote o chica malota, paso de la vida porque nadie me entiende, está sobreactuada, lo que hace que no te creas la relación del grupo a pesar de que sea muy adolescentes y tengan muchos problemas.
En lo referente a la estructura de la novela, es algo que me ha gustado mucho puesto que tiene unos capítulos de una extensión corta. Consta de 42 divisiones en 362 páginas por lo que podemos decir que cada una está compuesta por unas ochos páginas, aunque como sabéis, va variando. Algunos capítulos tienen mensajes de texto, fotos o vídeos de Instagram y se hace muy ameno poder leer ese tipo de escenas. La estructura en sí de toda la trama está bien construida, todo se va descubriendo a una velocidad considerable, ni muy rápido, para no agobiarte, ni muy lento para estresarte, por lo que en ese aspecto, le doy un diez sobre diez.

'Miro a mi padre y a mi madre, y por primera vez en mucho tiempo, creo que me siento normal. Porque lo normal para mí es ser una chica pelirroja, con el pelo enmarañado, que toca la batería y sueña con enamorarse de la mujer perfecta. Y es que lo normal es lo que tú decidas que lo sea'.

La pluma de la autora es algo que me gustó muchísimo ya que adoré como intercaló un lenguaje coloquial, moderno, adolescente con una trama muy trabajada. Además, he de decir que tiene una manera muy concisa y directa de decir las cosas. Como se dice coloquialmente, no se va por los cerros de Úbeda, sino que va directa al grano y no se va por las ramas. Ha sido la primera novela de Cara, por lo que no había leído nada de ella, pero si es cierto que me gustaría seguirle la pista de cerca. Las expresiones que usa son excelentes y pienso que la traducción le es muy fiel al libro. A decir verdad, me esperaba otra manera de escribir, pero lo que he encontrado me ha gustado mucho. No hay escenas sexuales, lo cual he agradecido, puesto que la autora describe todo lo que encuentra a su paso, pero sin resultar, en absoluto, pesada o monótona. En cuanto a la ortografía y los signos de puntuación, no he encontrado ningún fallo a mencionar, ni nada escandaloso, por lo que es algo digno de admirar. 

En conclusión, ha sido un libro que me ha emocionado desde la primera hasta la última página. Una novela donde se ha intercalado de una manera fantástica el romance, el misterio y la manera en la que la autora ha relatado cómo un adolescente va conociéndose a sí mismo, volviéndose adulto. Un libro que debería ser leído por todo el mundo y sobre todo, por todos las personas que necesitan encontrarse a sí mismo.






jueves, 12 de abril de 2018

Miss 7.


   Nadia Noor | Autopublicado | 140 págs | 10.00€ | Español | Comprar aquí

Minerva, una joven médica residente en el Hospital Saint Thomas de Londres, comienza a convivir con el famoso futbolista Cristian Cros, padre de su hijo biológico, Júnior, concebido por inseminación artificial.
Su vida junto al delantero del Chelsea culmina en planes de boda, pero su mundo perfecto se desmorona cuando Juan, el hombre que le disparó queda en libertad condicional.
Muchas gracias a la autora, Nadia Noor, por el ejemplar.






Conocí a  Nadia Noor tras su publicación de Míster 7 en la editorial Titania y, debido a lo mucho que me gustó, decidí seguirle la pista desde cerca. Cuando supe que iba a conocer la segunda parte de su primer libro, me quedé anonadada, puesto que eso, además de significar el cierre de una gran trama, era una nueva ocasión para probar la pluma de la autora.

'A veces, el cansancio no entra por el cuerpo, entra por el corazón'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela, la cual ha seguido totalmente la línea del primero. A decir verdad, me ha parecido demasiado rápida y, me hubiese gustado que la novela se hubiese explicado y prolongado un poco más haciendo del libro algo más desarrollado. La trama no tiene muchos giros argumentales, por lo que podemos decir que es completamente plana, pero sin llegar a aburrir.  En la primera parte de esta novela, encontramos un gran desarrollo de la trama principal y, además, una subtrama, por así decirlo, que engancha. En este libro, pienso que ha desaparecido por completo y, la subtrama que me tenía enganchada en la primera parte, en esta pierde un poco de chicha. Aún así, la autora ha sabido de nuevo como engancharme, puesto que, tiene una forma de escribir tan sencilla que te dan ganas de leer y, es por eso por lo que he leído el libro en tan solo veinticuatro horas.

Prosigo la reseña hablando de los personajes puesto que me han gustado todos aunque si que es cierto, que en esta última parte he visto que Cristian, el protagonista, ha estado dando bandazos emocionales como si de un niño pequeño se tratase. No ha tenido claro nada en muchos momentos y eso, me ha hecho no conectar con él. Minerva se ha mantenido en su línea, una chica dulce y reservada que transmite mucho con su ternura. Me hubiese gustado conocer más a Junior, pues es lo que prometía esta parte y, a decir verdad, aparece, en mi opinión, en contadas ocasiones. Los personajes siguen siendo igual de redondos que en el primer libro, e igual de trabajados. Se mantienen en la misma línea y no hay ningún tipo de inconcluencia entre ambos libros con sus personajes. 


En lo referente a la estructura de la novela, es algo bastante positivo. Cuenta con veintinueve capítulos a lo largo de sus 140 páginas, por lo que podemos decir que cuenta con una media de cuatro páginas por capítulo. He de decir que el libro es bastante alto, por lo que esto se termina reduciendo a dos páginas. En comparación con Míster 7, la maqueta es bastante grande y es por eso por lo que el número de páginas también se ve disminuido.  En cuanto a maquetación, está todo correcto, pero sinceramente, no hay nada a destacar. 

'[...] Porque sabías que algo no iba bien y desde que descubriste que algo no cuadraba te has ido preparando sin saberlo hasta ahora, o puede que solo sea porque estabas con él por costumbre y no porque estuvieras enamorada. Quizás lo estuviste en algún momento, pero se esfumó sin darte cuenta'.

La pluma de la autora es algo que ya conocía con anterioridad, puesto que como he dicho en muchas ocasiones, su primer libro fue una de mis mejores lecturas de 2017. Nadia ha sabido, como he dicho ya, mantenerse en su línea, sabiendo como enganchar al lector de una manera muy sutil y llevadera a la par que coloquial y familiar. En ese aspecto, puedo afirmar que la novela es excelente. En cuanto a calidad literaria, se lleva el diez, puesto que no he encontrado ningún fallo ortográfico o de estilo. Algo que me ha gustado muchísimo, es que no hay escenas eróticas. Para ser exactos, solamente hay una, que está relatada de la mejor manera posible, de una forma escueta, directa y correcta, que no da lugar a saltarla, como siempre hago. Es típico de muchos autores, introducir paja para engordar una novela y, normalmente, se hace con este tipo de escenas.

En conclusión, ha sido una novela que me ha gustado, puesto que he vuelto a devorar la pluma de la autora, pero si que es cierto, que me hubiese gustado un libro un poco más extenso y desarollado a la par que pausado, para poder conocer mejor la historia de Cristian y Minerva tras todo lo sucedido en Míster 7. Del mismo modo, me hubiese encantado conocer alguna faceta más de Junior, del cual me quedé con ganas de conocer en la primera entrega.