lunes, 11 de junio de 2018

Un gin-tonic, por favor.

   Estrella Correa | Ediciones Coral | 325 págs | 15.00€ | Español | Comprar aquí
Daniel es una mujer fuerte, decidida a seguir con su vida, a pesar que hace tiempo todo dejara de tener sentido en su vida. Ahora, no obstante, su mundo aparenta seguridad, rodeado de gigantescos muros que ella misma ha construido. Hasta que conoce a Alex y su universo vuelve a tambalearse.
       Muchas gracias a la autora, Estrella Correa, por el ejemplar. 

Desde hace bastante tiempo, tenía agregada en Facebook a  Estrella Correa pero no habíamos hablado nunca. Cuando me comentó la idea de hacer una colaboración, no pude resistirme. Me alegro mucho de haber leído algo de ella y sé que la seguiré desde muy cerca ya que he amado la manera que tiene de escribir, a pesar de que no sea el género que siempre suelo escoger por mi propio pie. 

'Ahora me acerco a ti. Ahora me alejo. Ahora te acerco. Ahora te alejo'.

Voy a empezar comentando la trama del libro. Nos encontramos con una historia relatada en primera persona, bajo la voz de Dani, la protagonista de la novela. La historia contiene muchos altibajos y giros argumentales que me han gustado mucho, aunque sean mínimos, cambia un poco la trama. Ni que decir tiene que engancha muchísimo y que lo lees en poco tiempo gracias al ritmo que tiene todo lo que ocurre, no se hace nada monótono o aburrido, sino todo lo contrario. A priori, pensé que iba a ser un libro predecible y poco original, como todos los que siempre termino leyendo, sin embargo, a medida que vas avanzando, la historia va cogiendo complejidad, haciéndola especial y única entre su género. No iba con ningún tipo de expectativa puesto que no había leído nada de ella, ya que este es su primer libro, pero para mi sorpresa, me he encontrado con una novela bien hilada y con final cerrado, a pesar de ser el inicio de una trilogía. Quiero decir, me he quedado con ganas de leer la segunda parte, pero la autora ha sabido dejar todo bien terminado para que puedas aguantar la espera de una manera más llevadera.

Prosigo la reseña hablando de los personajes puesto que me han gustado muchísimo y he podido conectar con todos ellos. Se conocen sus puntos de vistas, sus decisiones y actitudes desde el primer momento en el que comienzas el libro, por lo que los personajes, tanto los principales como los secundarios, son totalmente redondos y los puedes llegar a conocer a la perfección. Sí que es cierto que en un principio, no llegaba a entender a Dani en algunas ocasiones, pero después he ido comprendiendo todo lo que le ocurre y las decisiones que toma. Finalmente y como era de esperar, le he cogido un cariño terrible.
En lo referente a la estructura de la novela, es algo que me ha fascinado. El libro consta de 35 capítulos más epílogo a lo largo de sus 325 páginas, por lo que afirmo que las divisiones no se hacen demasiado largas y los capítulos se leen con mucha rapidez. En cuanto a la estructura en general del libro, me ha gustado mucho el desarrollo que ha dado Estrella. No me parece un final demasiado precipitado, ni tampoco un inicio o introducción lento. Todo va al ritmo que merece estar, y es por eso por lo que se lee con tanto gusto y comodidad.

'Las estrellas empiezan a caer y disfrutamos en silencio del espectáculo. Mil estrellas fugaces nos bañan y yo sólo puedo pensar en lo feliz que soy a su lado y desear con todas mis fuerzas que lo que pedido se haga realidad'.

La pluma de la autora es algo que me ha gustado mucho. Cómo sabéis, no me agradannada los libros eróticos, o que contengan constantes escenas similares, pero decidí hacer excepción con esta historia para abrirme a más géneros de los que leo. Las escenas eróticas están relatadas de una manera muy directas, pero de una correctas por lo que no me ha disgustado tener que leerlas, como siempre me pasa. El vocabulario que utiliza la autora es bastante bueno, rico y no realiza ningún tipo de repetición ni nada por el estilo, todas las palabras son entendibles y no abusa de grandes expresiones para quedar mejor. Su manera de escribir hace que no te despegues del libro, por lo que si tienes intención de conocer su pluma, tienes que tener tiempo para dedicarle, aunque sea poco, porque no vas a querer hacer otra cosa que leer. Tiene un estilo descriptivo, cercano, cotidiano pero a la vez formal y conciso, por lo que podemos decir que casi es de diez. Los diáologos y la narración están perfectamente equilibrados por lo que el ritmo es genial.

En conclusión, ha sido un libro que me ha gustado mucho, a pesar de que no soy amante del género. Una novela cargada de sentimientos y una primera parte de trilogía muy bien hilada y estructurada que te deja solamente con las miel en los labios para leer la segunda entrega de Clamores de juventud. Sin duda, un libro recomendable para todo aquel que quiera conocer su pluma y sentir la sensación de estar metida de lleno dentro de una novela. No os podéis perder la novela de esta autora onubense, estoy segura de que no os dejará indiferente.





miércoles, 6 de junio de 2018

El aire que respira.

   Bittainy C. Cherry | Principal de los libros | 296 págs | 17.00€ | Español | Comprar aquí

¿Es posible volver a respirar tras haberlo perdido todo?


Tristan ha perdido a su mujer y a su hijo.
Elizabeth ha perdido a su marido.
Son dos almas heridas que luchan por sobrevivir.
Necesitan recordar lo que se siente al querer.


 Solo así podrán volver a respirar.


Desde que Esther conoció la pluma de Brittainy C. Cherry  supe que yo tenía que leerla pronto, puesto que todo lo que me decía mi amiga eran auténticas maravillas. Sus libros siempre habían estado en mi lista de deseos, pero siempre entre una cosa y otra, terminaba posponiendo su lectura. Al final, me decidí y me lancé con ella y la verdad es que estoy muy contenta de haberlo hecho, porque he conocido una autora increíble y estoy totalmente segura de que leeré todo lo que salga de su teclado.

'A veces lo más duro de seguir viviendo sin tus seres queridos es recordar cómo respirar'.

Voy a empezar comentando la trama de la novela. Al principio, he de confesar que me parecía todo demasiado dramático, al a par que demasiado perfecto y bonito. Pero, a medida que he ido avanzando, me ha ido gustando cada vez más. Es cierto que hacía tiempo que no leía un libro así, pero me ha dejado boquiabierta. La autora se mantiene en su línea de principio a fin, haciendo que la historia sea atrayente desde la primera página. A fin de cuentas, no he podido soltar el libro, pero he de confesar que se lee demasiado rápido y las 'pocas' páginas que tiene ayudan a ello. Eso es un gran punto a favor porque yo, personalmente, que estoy en época de exámenes, no puedo ponerme largas horas a leer. Se puede decir que no cuenta con grandes giros argumentales, pero sí que es cierto que hay algunos, pocos a decir verdadque cambian completamente la sintonía de la novela. Todo el libro está relatado en primera personas y los narradores Tristán y Elizabeth se van intercalando, por lo que es muy fácil conocer la visión que tiene cada uno de ver la vida, algo que, como siempre digo, me encanta porque siempre me gusta conocer cómo los personajes sienten en primera persona.

Prosigo la reseña hablando de los personajes y es que he conectado con todos los que componen la novela. Todos tienen una manera de ver las cosas diferentes y poseen unas decisiones y actitudes que los caracterizan, por lo que hace que conectes con los personajes al cien por cien y te sientas parte del libro. Los protagonistas me han encantado y es que se nota que la autora ha trabajado en profundidad no solo en ellos sino también en los personajes secundarios, por lo que son unos personajes redondos, que conoces a la perfección. Los personajes son los justos y necesarios, ni echo en falta ninguna figura, ni creo que sobre alguno.
En lo referente a la estructura de la novela, es algo que me ha gustado muchísimo. Sí que es cierto que he visto que algunas cosas pasaban demasiado rápido, pero cada persona supera las pérdidas de una manera diferente. Los capítulos son muy cortos y se lee todo demasiado rápido, por lo que es todo más que genial. El ritmo de la novela y su estructura es más que perfecto. El final no está metido con calzador ni la novela tampoco es que se haga pesada o monótona. En cuanto a la maquetación, no es que pueda decir mucho al respecto, porque es una maqueta más bien normalita, a excepción de unas plumas que separan los contextos en cuanto al tiempo se refiere.

'La verdad era que «siempre» tenía fecha de caducidad'.

La pluma de la autora es algo que me ha dejado maravillada. Escribe demasiado bien, haciendo que te involucres en la novela desde el primer momento. Como he dicho anteriormente, voy a leer todo lo que salga bajo su nombre porque sé que será un acierto. Transmite mucho con sus palabras y eso hace que te emociones o te enfades en función de lo que la autora quiera en ese momento. Por otro lado, me parece que es una historia poco común, original y llevada de una manera más que sublime. El vocabulario que utiliza no es que sea muy cotidiano, pero tampoco es estilo Miguel de Cervantes, como suelo decir. Es algo intermedio, ni demasiado formal, ni demasiado familiar. Brittainy no describe con exceso, sino que narra lo justo y necesario. Las escenas eróticas también están relatadas con cuentagotas, algo que he agradecido casi de rodillas puesto que sabéis que no me gusta mucho, pero aún así, creo que son necesarias en algunas novelas románticas. Todo está relatado con demasiada sutileza y cuidado, haciendo que se conserve la magia de tan bonito libro hasta en esos momentos.

En conclusión, ha sido un libro lleno de emociones y de momentos preciosos que sin duda te hacen disfrutar de cada detalle de la historia. Una autora que sabe cómo transmitir sensaciones con simples palabras siendo directa, concisa y formal. Una historia más que bonita, que guarda momentos y detalles que te dejan con el moquillo colgando. Sin lugar a dudas, tienes que leer este libro si no lo has hecho ya puesto que transmite unos sentimientos que sobrepasan la línea de lo real.