sábado, 8 de enero de 2022

Hágase tu voluntad.

Vanesa Lozano | Alrevés Editorial | 312 págs 
19.00€ | Sinficción #7 Español Comprar aquí
Iba a repoblar el mundo con él cuando llegara el apocalipsis, pero terminó siendo esclavizada en la selva de Perú por el gurú Félix Steven Manrique. Un año y medio después de marcharse con él, Patricia Aguilar, una joven de dieciocho años de Elche, fue rescatada por la policía peruana en una chacra para animales. Allí cuidaba de cuatro niños y de la hija recién nacida que había tenido con su captor.
Esta es la historia de una joven española que buscaba respuestas en internet y acabó encontrando al otro lado de la pantalla y del ordenador el horror de la manipulación y la sumisión más absoluta. Hágase tu voluntad cuenta por primera vez con su relato directo. Este libro da testimonio también de la lucha de su familia coraje, que realizó una investigación en solitario hasta dar con el paradero de la chica y, con la ayuda de muchas personas, consiguió rescatarla de las garras de la secta que la tenía atrapada y desenmascarar los delitos cometidos por su líder.
No me equivoco si digo que Vanesa Lozano, no es una periodista conocida televisivamente hablando, pues su trabajo se centra en revistas como Interviú o el Periódico de Cataluña. Su actividad es la de sucesos e investigación y, para mí, ya se ha convertido en un referente por el trabajo que ha realizado con este libro.

'Ahí estaba, sola, a oscuras y con mi vida patas arriba, cuando llegó él para iluminarme desde el otro lado de la pantalla y el mundo'.

No es típico en mí que reseña libros de no ficción, así que perdonadme si no lo hago como debería. Comenzaré a hablar del hilo conductor del libro, porque no podemos hablar como tal de una trama. Vanesa Lozano ha relatado en estas páginas el calvario y el infierno que vivió Patricia Aguilar Poveda, una chica ilicitana que, siendo menor de edad encontró cobijo en un gurú de una secta sexual peruana. No sé si lo sabéis, pero a mí me interesan mucho y me genera demasiado interés todo lo relacionado con el true crime y este libro ha hecho que se me despertase aún más por el caso. Es un relato que deja a un lado lo amarillista que puede llegar a ser la prensa con casos como este para centrarse en contar desde el principio de la captación todo lo que sucedió. La narración es en primera persona, desde el punto de vista de Patricia, cosa que ayuda mucho a que empaticemos con ella, aunque a mí no me ha costado en absoluto. En los momentos en los que ella no está presente, como es todo el tema relacionado con la investigación desde España, se narra con ayuda de un narrador omnisciente. Pienso en todas las entrevistas que ha tenido que tener Vanesa con los familiares de Patricia y se me eriza la piel, porque el testimonio se siente muy real y cercano, como un tú a tú, o documental de Netflix leído. 

En lo referente a la estructura del libro, he de decir que nos encontramos ante algo que, si bien no es cortito, se hace bastante ameno.
Hay 31 capítulos a lo largo de sus 312 páginas, por lo que cada división cuenta con, aproximadamente, diez páginas, aunque hay capítulos más cortos que otros. Como he dicho, el ritmo de lectura es bastante ágil y no se hace pesado en ningún momento a pesar de ser un relato de no ficción. De hecho, ayuda bastante el encontrar una serie de fotografías al final del libro para ubicarnos, aún mejor, en todo lo que le pasó a esta chica. A pesar de que fue un caso que, desgraciadamente, duró bastante tiempo, el final del libro no se hace de rogar y llega cuando tiene que hacerlo, sin que se haga un libro innecesariamente extenso.

'El 80% de las víctimas de sectas tienen estudios superiores'.


No conocía la pluma de la autora y me ha gustado mucho conocerla. Sé que no se dedica a esto y, por consiguiente, no voy a leer otro libro de ella relacionado con cualquier caso español, pero he de decir que me gustaría bastante. Como he dejado caer un poco más arriba, su manera de escribir hace que el libro se lea bastante rápido y sea ameno y didáctico. Despierta mucho interés por el caso de Patricia y, además, relata muy bien todo lo sucedido en estricto orden cronológico. No es un libro técnico, ni tampoco te va a aburrir explicando algún delito o haciendo hincapié en algo que no tiene importancia, por lo que puede ser leído por cualquier persona que no esté demasiado metida en el mundo del derecho o del periodismo de investigación. No quiero irme sin hacer alusión a la prima de Patricia, Noelia Bru, una mujer que, desde ya, tiene para mí todos mis respetos. Ha luchado de manera incansable para encontrar a su prima y, además, salvó a otras mujeres, incluso una española, además de Patricia. Admiro su templanza, su valentía, su determinación, su fuerza y su perseverancia. 

En conclusión, «Hágase tu voluntad», ha sido un libro que me ha gustado mucho, con el que he aprendido cosas que no sabía y he llegado a empatizar mucho más con la historia de Patricia Aguilar, aunque ya lo hacía. No descarto leer más libros de la colección; completamente recomendado si quieres un libro de no ficción y te gusta todo el mundo del true crime.



sábado, 1 de enero de 2022

Balance | ¿Cómo ha sido 2021?

¡Hola, erizos! 

De nuevo, quiero felicitaros la entrada de año, un 2022 que espero que esté cargado de cosas bonitas y de poco COVID, que ya estamos muy cansados. En este post os traigo un balance del que ha sido mi año 2021 en cuanto a lecturas se refiere.

He leído 98 libros y 23.263 páginas. Sí, ya se que me he quedado cerca de los 100. De hecho, por un momento pensaba que podía cumplirlo, pero los días previos a fin de año estuve bastante liada y, además, no me apetecía mucho leer. Fue por eso por lo que el reto, al final, se fue un poco de mis manos, pero estoy orgullosa porque el reto inicial era de 90 libros, 10 más que en 2020, y lo he superado con creces.
La precuela de Harry Potter ni siquiera es un libro como tal, sino un relato de apenas cuatro páginas que puedes leer de manera gratuita en internet, traducido por los propios fans. En él, se cuenta una anécdota de James y Sirius antes del nacimiento de Harry. Por otro lado, la lectura más larga ha sido la quinta entrega de esta misma saga, un libro que, siendo sincera, se me hizo un poco pesado, porque había demasiada información, a mi parecer, que sobraba.  
Por otro lado, el libro más popular que he leído ha sido Harry Potter (prometo que he leído más cosas, además de esa saga) y el que menos ha sido La casa del lago, una historia corta de Aïna Logan. Creo que este año voy a dedicarlo a leer más historias que me apetezcan, para dejar a un lado las lecturas por compromiso o las que leo solamente para ayudar, aunque no sea lo que más quiera leer en el momento.

Continuando con este balance, este año he descubierto lecturas muy buenas, pero también autores que han provocado que tuviese aún más ganas de seguir leyéndoles. Ese tipo de escritores que descubres y sientes que tendrías que haberlo hecho antes, porque te has perdido grandes historias.

Este 2021 me llevo dos autoras que me han enganchado desde la primera página y que se han convertido, literalmente, en autoras favoritas. Junto a Lorena Franco y Toñi Fernández, Andrea Nusán y J.K. Rowling entran en el top para situarse en buena posición. Andrea Nusán es una autora española que escribe romance y thriller, de manera independiente; de ella he leído dos libros y, aunque el segundo que leí me gustó un poco menos que el primero, también me dejó bastante sorprendida y me flipó, de nuevo, cómo hiló la trama. La recomiendo muchísimo si queréis algo que os atrape, que sea diferente y con una pluma sencilla, coloquial y formal. 

Por otro lado, creo que poco puedo decir de J.K. Rowling que no sepáis, y es que maneja la fantasía como nadie. Sabe manejar la trama con tanta destreza que, por muy complicado que sea el mundo, llegas a entenderlo y a formar parte de él. He tardado un poco en unirme al mundo de Harry Potter y tengo que confesar que me arrepiento, porque es una de las mejores sagas, por no decir la mejor, que he leído en mi vida. Si aún nos habéis leído la saga, aunque no seáis muy fan de la fantasía, tenéis que hacerlo, porque estoy segura de que os va a gustar. 

En cuanto a mis mejores lecturas, he de decir que he tenido más que el año pasado, pero también me he llevado muchas más decepciones: María quiere ser tu amiga, ¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?, Una chica como ella, Pink, Ni una más, Rescate gris, El único e incomparable Bob, El arte de engañar al karma, Cenicienta liberada... Como veis, parece ser una lista interminable, puesto que considero que, con el tiempo, me he vuelto más exigente. Es cierto que soy demasiado benévola con libros autopublicados y es algo que quiero cambiar de cara a 2022: darle a cada uno la nota que se merece sin tener en consideración nada más que lo leído. Es un criterio que no he tenido en cuenta para seleccionar mis mejores lecturas, puesto que, para ello, sí que he sido bastante exquisita. Para dejar constancia, al igual que lo he hecho en instagram, voy a dejar una pequeña lista de los mejores libros que he leído en 2021.

  • Todos buscan a Nora Roy, de Lorena Franco. Vuelvo a repetir otro año, un thriller atrapante y muy bien hilado.
  • Catedrales, de Claudia Piñero. La primera vez que leo algo de ella, pero no la última. Un libro que te deja sin palabras.
  • Biología «Reina», de Bebi Fernández No esperaba algo así: puro fuego, acción y hechos reales y desgarradores.
  • 1000 pedacitos de Laura, de Raquel C.G. Un libro diferente y original que me dejó con la boca abierta.
  • En las entrañas del Derly, de Andrea Nusán. Un thriller con muchos altibajos y un aire ochentero.
  • Nueve reglas que romper para conquistar a un granuja, de Sarah McLean. Histórica y romántica van de la mano, junto a una protagonista fuerte.
  • Harry Potter. He puesto el primero, pero sería toda la saga. Increíble historia de fantasía que me ha flipado.
  • Con todo lo que aún nos queda, de Toñi Fernández. Una historia de amor a fuego lento con un cliché muy divertido.
  • Ana de las Tejas Verdes. Un clásico que todos deberíamos leer con una protagonista dicharachera.
  • Bienvivida, de Rebeca Fernández Román. Un poemario en honor a Moreruela, el pueblo natal de la autora.
Creo que no me dejo nada en el tintero y os he hecho el balance de lecturas más resumido posible. Espero que 2022 venga cargado de novelas bonitas, poco COVID y unos retos de lecturas cumplidos. Y que vuestros sueños, sean cuales sean, se cumplan.